28 mayo 2008

Llegó el fin de los libros?

One Laptop per Child (OLPC) fue un proyecto sin fines de lucro dirigido por el profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts Nicholas Negroponte que, en sus orígenes, pretendía fabricar ordenadores baratos (100 $) para niños de países en vía de desarrollo cuyas baterías no necesitaran una conexión a la red eléctrica.

Para ello, Negroponte implicó a diversas instituciones y compañías privadas, y, aunque comenzó a distribuirse en octubre de 2007 por 200 $ a través de un programa de donantes, sin embargo el proyecto no llegó a florecer por diversos motivos.

Acabo de enterarme de que se ha puesto en marcha una segunda fase del proyecto que implica, no sólo un cambio de socios, sino un profundo cambio de formato que llega a presentar un parecido asombroso al libro tradicional.


El nuevo OLPC X0-2 presentado por Negroponte en Cambridge es más polifacético que el anterior:
  • Tendrá ahora dos pantallas, convirtiéndose en libro digital, pero libro en su concepción tradicional del concepto, es decir, con doble página abierta simultáneamente.
  • Sin teclado físico, es un teclado virtual.
  • El ordenador va integrado en una pantalla táctil que permite trabajar como si de un cuaderno de apuntes o libro en papel se tratara.
Aunque en realidad, el OLPC X0-2 es algo más que lo que podemos ver:
  • Se trata de una plataforma digital capaz de comportarse como un ordenador y/o como un libro.
  • Es una herramienta de comunicación y de trabajo colaborativo.
  • Es un simulador o generador de proyectos.




Sólamente en la wiki de trabajo cooperativo desarrollada para el proyecto OCLC hay censadas 656 aplicaciones relacionadas con la escritura, música, dibujo, cálculo, etc. En definitiva, todo lo necesario para dotar a un colegio y a los estudiantes las demandas que planteen. Parece entonces que, al menos en el ámbito educativo, el futuro del libro va a ir por la vía digital... Puede que esta vez Negroponte se salga con la suya y cada niño tenga un libro electrónico.

¿Será éste el fin de las editoriales? No lo creo. Hay demasiados intereses económicos detrás de los libros...

Sin embargo, ésta podría ser una buena medida para que las familias no gastaran tanto dinero en libros, ya que éstos podrían ir en formato e-book y el niño, en la pantalla de su ordenador, podría tener todos los libros del curso, e incluso las fichas de trabajo, que podría enviar por mail u otro canal inalámbrico al profe una vez realizadas.

Si lo pensais bien, con esta medida introduciríamos a nuestros niños en la era digital de una forma más natural, evitaríamos los problemas de espalda ocasionados por esas pesadas mochilas que llevan al cole cargadas de libros, contribuiríamos a evitar también la tala de árboles indiscriminada para fabricar papel, y... tantas otras ventajas que enumerarlas sería interminable.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...