04 junio 2008

“Al paso” hacia un mejor calidad de vida

Cientos de personas trabajan, día a día y codo a codo, con los mejores seres vivos rehabilitadores… los caballos.

Se sabe que desde los años 50, se emplea la terapia con el caballo, pero ya desde el S. XVI, el montar a caballo se usaba para la mejora anímica e incluso para la gota.

Del griego “hippo“ (caballo) la hipoterapia es una forma terapéutica increíble, pues el movimiento del caballo al paso, hace que el jinete tenga un movimiento de la pelvis similar al que hacemos cuando andamos. Deben ser caballos adultos, dóciles, sanos y que únicamente se dediquen a esta actividad.

Entre muchas enfermedades, podemos destacar unas cuantas que pueden sacar gran provecho de la hipoterapia como son:
  • Parálisis cerebral
  • Esclerosis múltiple
  • Autismo
  • Distrofia muscular
  • Síndrome de down
  • Enfermedades traumatológicas
  • Espina bífida
  • Psicosis, etc.
En el primer contacto con la hipoterapia, el paciente no monta a caballo, ya que lo que se pretende es crear un vínculo afectivo entre los dos. Durante varias sesiones, ambos se familiarizan a través de contacto visual, hablándole, acariciándole, estando juntos, dándole alguna golosina y así crear una buena relación.

El siguiente paso, es subir el paciente al caballo, la posición correcta es en la cruz del caballo, (la unión del cuello del animal con la espalda) y así se reciben los movimientos musculares delanteros y traseros, pues son los que estimulan la musculatura del paciente. Todos los músculos del cuerpo reciben un estímulo, entre los 40 ó 60 pasos por minuto que da el caballo, el paciente recibe 110 impulsos, un gran ejercicio para la pelvis y la espina dorsal. Para las personas que no pueden andar es una gran ayuda y satisfacción.

Todo esto aunque parezca asombroso, favorece la autoestima, la auto-confianza, incrementa la estabilidad, coordinación de movimientos, equilibrio horizontal y vertical, disminuye la agresividad, y regula el tono muscular, entre otros muchos beneficios más.

Por desgracia tenemos muy poca información sobre todos los temas de este tipo de enfermedades y de nuevas denominadas “enfermedades raras”, pero gracias a Dios hay personas como Meritxell Ponsa Zamora, gerente de Tatanet al pas, servicios de hipoterapia (www.tatanetalpas.com) y Mariana Larrobla Instructora de Equitación Terapéutica NARHA del Centro Ecuestre Pegasus (www.centropegasus.com), a las que agradezco su información para realizar este artículo, que, sin ánimo de lucro, día a día comparten y se encargan de cuidado de los animales y del cuidado médico que requieren los pacientes, contanto para ello con un gran equipo cualificado de expertos en la materia como:
  • Terapeutas
  • Psicólogos.
  • Fisioterapeutas
  • Logopedas
  • Trabajadora social, etc.
Ánimo a todos y gracias por la ayuda que ofrecéis a tantas personas.

Javier Fernández.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...