02 junio 2008

Renfe e Iberia no cumplen con la Ley de Familias Numerosas


España es uno de los países que más leyes tiene promulgadas y no por eso somos mejores cumplidores que aquellos otros que tienen menos.

Quizás este exceso de normas esté provocando el rechazo de la ciudadanía y consiguientemente, su incumplimiento, empezando por quieres deberían dar ejemplo, al tratarse de empresas, semi-públicas, y que, indirectamente, están vinculadas a la Administración Pública y al Gobierno.

Uno de estos incumplimientos lo realiza Renfe e Iberia, y cito a éstas porque quizás sean más conocidas que otras, que tampoco cumplen. Se trata de la no aplicación de las bonificaciones en las tarifas de transporte que prevé la Ley 40/2003, de 18 de noviembre, de Protección a las Familias Numerosas (BOE del 19) y su Reglamento de protección a las familias numerosas (BOE del 18-1-2006), aprobado por Real Decreto 1621/2006, de 30 de diciembre.

La Administración, tan interesada como está en promover la Sociedad de la Información, debería obligar a estas entidades a que faciliten otras vías menos costosas para que aquellas personas que tengan ese derecho garantizado por Ley puedan realmente beneficiarse de los descuentos, ya que éste no es posible ejercerlo, ni a través de la venta a través de Internet (Tiknet de Renfe o Billete electrónico de Iberia), ni tampoco a través de máquinas expendedoras. En el caso de Renfe, al menos ofrece información sobre dicha bonificación.

La única forma de poder beneficiarse de estos descuentos es obteniendo el billete mediante personación física en las oficinas de estas entidades, o bien, gestionando los billetes a través de teléfono, con el consiguiente costo que ello conlleva.

Lo mejor de todo esto es que la propia Ley dedica su Título III al Régimen de Obligaciones, infracciones y sanciones, y en el mismo, los únicos posibles incumplidores que contempla son los beneficiarios del régimen, es decir, de acuerdo con la Ley, el incumplimiento no cabe la posibilidad de que provenga de aquellas o aquellos que, sin ser los beneficiarios, queden también sometidos a su cumplimiento.

Quizás sea este el motivo del incumplimiento reiterado y continuo por algunos de la Ley desde que se aprobó allá por el año 2003...

Al menos, nos queda el Tribunal Supremo que sigue velando por el cumplimiento de la Justicia y de la Legalidad. Este Tribunal emitió recientemente una sentencia en la que consideraba “nulos de pleno derecho” algunos preceptos del Reglamento, entre otros, el que establece que los descuentos por familia numerosa en billetes de tren y autobús no podían acumularse a cualquier otros descuentos que pudieran existir (este extremo lo incumple expresamente Renfe). Por cierto, la sentencia también anula un punto que establecía preferencia en becas y ayudas para libros de texto en centros sostenidos con fondos públicos ya que considera que debe extenderse a “todos los centros”.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...