15 julio 2008

Los peligros de algunos contenidos que se encuentran en la Red

Nuestra sociedad evoluciona a un ritmo de vértigo, e Internet nos ha abierto un mundo lleno de posibilidades, de conocimiento y de comunicación, pero, como ocurre en muchos aspectos de la vida, también tiene su lado negativo.

Entre esa telaraña de páginas web que tenemos a nuestro alcance, también encontramos páginas dedicadas o que contienen temas “peligrosos”, para mayores y especialmente para los más pequeños, que cada vez se mueven por este medio con más desenvoltura. Entre estos peligros se encuentran: pornografía, racismo, corrientes ideológicas, corrientes blasfemas y multitud de contenidos dañinos.

Lo malo de todo esto es que lo tenemos al alcance de un “clic”, por lo que los mayores, y sobre todo los padres, debemos ser conscientes de la necesidad de instalar en los ordenadores medidas de seguridad “moral” que protejan a nuestros pequeños.

Seguro que a estas alturas disponemos en nuestros PC’s de algún tipo de software antivirus y anti todo tipo de malware. Es posible que, además, protejamos los malos hábitos que se pueden adquirir con el uso inadecuado del ordenador y que pueden acarrear con el tiempo problemas de salud como: limitar el tiempo dedicado al ordenador, utilizar sillas anatómicas, situar las pantallas a una determinada altura que no ocasione problemas de cervicales o acoplar a los teclados y alfombrilla del ratón una almohadilla para no tener problemas de muñeca. Sin embargo, ya va siendo hora de proteger la “salud moral” y para eso, debemos instalar filtros de contenidos en nuestros ordenadores, aunque es cierto, que éstos tampoco nos van proteger al cien por cien, sin embargo nos van a ayudar en esta tarea.

Me vais a permitir que desde estas líneas os recomiende una serie de acciones que podéis poner en práctica en esta materia, y el verano es un buen momento para comenzar:
  • No confiar plenamente en los filtros o restricciones de visualización que incorporan algunos navegadores sobre determinados contenidos, ya que no son fiables del todo.
  • Utilizar un buen filtro de contenidos, los hay gratuitos y de pago, incluso hasta los gratuitos son buenos.
  • A la hora de realizar búsquedas, no utilizar los buscadores genéricos tipo Google, Yahoo, etc. Podemos emplear buscadores específicos que, además de contribuir a determinados fines sociales, incorporan filtros de contenidos sobre estas materias peligrosas, como Buigle o el Buscador Infantil.
  • Para los niños algo más mayores también se encuentran cosas interesantes, como "El Gancho", una publicación mensual que busca fomentar los hábitos de lectura de los niños y que incluye reportajes, noticias, entrevistas, cartas al director, deportes, pasatiempos,… igual que cualquier periódico convencional, pero, en este caso, dirigido a un público muy concreto. Creo que éste constituye un medio excepcional para iniciarles en el mundo de la actualidad desde una perspectiva del buen gusto, e irles implicando en muchos temas.
Pero todo esto no es suficiente, no debemos olvidar que los filtros, los controles, los buscadores y programas infantiles únicamente ayudan a que los pequeños sólo vean contenidos adecuados, pero no sustituyen la labor educativa que, en este caso, nos corresponde a los padres. Por ello, el mejor filtro que podemos emplear, y por eso os decía antes que el verano es un buen momento para comenzar al disponer del tiempo que nos falta durante el año, es conectarnos a Internet padres e hijos juntos, de modo que surjan oportunidades para enseñar a no perder el tiempo y así, además, compartir buenos momentos.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...