04 septiembre 2008

Crítica a la película: "Zohan: Licencia para peinar"

Zohan Dvir es un agente contraterrorista de élite israelí que sueña con dejarlo todo y convertirse en peluquero, apesar de que su padre se lo tome a broma pues piensa que, la de peluquero, es una profesión para afeminados.

Aprovechando un enfrentamiento con El Fantasma, un peligroso terrorista palestino, Zohan finge su propia muerte para poder emigrar a los EE.UU. donde comienza su nueva vida de peluquero que complementa ofreciendo también servicios sexuales a sus clientas.

Una historia surrealista que, conforme avanza la cinta, va aumentando sus niveles de grosería hasta extremos vergonzosos.

Resultan además, especialmente de mal gusto, sus golpes de humor en torno al conflicto árabe-israelí, lo que ha motivado que la película no se haya podido estrenar en algún país árabe.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...