09 abril 2009

Jueves y Viernes Santo

Con la misa vespertina del Jueves Santo comienza el triduo pascual, que es la preparación para la pascua y el comienzo de la celebración.

El Jueves Santo recordamos la Última Cena del Señor con sus discípulos para celebrar la Pascua, que para los judíos representaba la conmemoración de la liberación de Egipto.

Para un día como el de hoy, Jueves Santo y el de mañana, debemos preparanos espiritualmente. Jesus nos invita al banquete pascual y desea que, al igual de los apóstoles, estemos debidamente dispuestos a participar intensamente en el sacrificio de la Misa, acudir al sacramento de la penitencia, o por decirlo más claro, a la confesión (auricular y secreta a ser posible), y a recibir la Sagrada comunión, pues nosotros somos también discípulos.

Con el Viernes Santo culmina la pasión de Jesucristo: Prendimiento, juicios, negaciones de Pedro, flagelación, burlas, lavatorio de manos, crucifixión, conversión del buen ladrón, tinieblas en pleno mediodia, María y otras mujeres al pié de la cruz y conversión del centurión.

La cruz se ha convertido con el tiempo en el símbolo de los cristianos. Ya no tiene el significado de rebeldía y maldición que tenía en el mundo antiguo. Hoy, las cruces ya no son de madera. ¿Qué es pues la cruz?
  • La cruz es la realidad cotidiana de dos personas que se atormentan mutuamente sin llegar a formar un hogar.
  • La cruz es la falta de oportunidades para desarrollarse como personas.
  • La cruz es la realidad de miseria que inunda calles, montañas y ciudades como un torbellino incontenible.
  • La cruz es el paso vacilante de los emigrantes y de los desplazados por la violencia marca el ritmo de la civilización occidental.
  • La cruz es... grande y pesada, pero también puede ser pequeña y no por ello fácil de sopesar. Todos nuestros días estás repletos de pequeñas cruces que tenemos que aprender a llevar con garbo y con alegría, para ésta sea agradable a los ojos de Dios.
La humanidad ha ganado mucho en derechos y en conciencia de su acción en el mundo. Pero, también ha multiplicado la miseria y el sufrimiento. Podemos afirmar que hoy sigue siendo Viernes Santo.

Os dejo con esta reflexión y con unas imágenes de la Semana Santa Sevilla, que no son ni del Jueves ni del Viernes Santo, sino del Martes Santo, pero valen igualmente para mostraros esta grandeza y esta maravilla.


Entrada en la Catedral de Los Javieres. El Cristo de las Almas con descenso de la cruz para que pueda entrar por el pórtico de la Catedral y María Santísima de Gracia y Amparo.


Nuestro Padre Jesus de la Salud y Buen Viaje.


Los Estudiantes y María Santísima de la Angustia.


San Benito.

Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...