25 mayo 2009

La Campaña de Renta 2008 y el sostenimiento de la Iglesia Católica

Casi sin darnos cuenta nos encontramos inmersos de lleno en la tradicional Campaña de Renta 2008, una campaña caracterizada este año por la cantidad de errores que contenían muchos de los borradores de la declaración distribuidos, por lo que os recomiendo encarecidamente que los reviséis con lupa.

Si tenéis duda sobre algún dato de los contenidos en los mismos, pedid cita para que os lo revisen y/o modifiquen, en su caso. Ello podéis hacerlo, bien por teléfono (que seguramente no os lo van a coger), o por Internet en la opción "Cita Previa Renta 2008", en la que podéis identificaros mediante un certificado digital como el de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda, o cualquier otro de los admitidos; aunque también podréis identificaros sin necesidad de utilizar uno de estos certificados, en cuyo caso os pedirán uno de los siguientes datos:
  • Nº de referencia de la carta recibida.
  • Importe de la casilla nº 698 de la declaración de Renta del ejercicio 2007.
  • O bien, marcar la casilla indicativa de que el anterior ejercicio no se presentó la declaración.
Por otra parte, si no te fías y prefieres hacer los cálculos tú mism@, tienes, como todos los años, la posibilidad de presentar la declaración, para lo cual te describo las siguientes recomendaciones:
  • Previamente a la realización de cálculos, obtén tus datos fiscales, que puedes descargar directamente de la web de la AEAT, y que te van a permitir conocer qué información fiscal dispone la Agencia Tributaria sobre tí, lo que te va a resultar de gran utilidad.
  • Utiliza el programa padre de ayuda para la confección de la declaración, que te permitirá realizar los cálculos e incluso presentar la declaración a través de Internet. Más información I y II.
  • Presentar la declaración por vía electrónica, es decir, por Internet, que tiene muchas ventajas, especialmente cuando el resultado de la declaración resulta a devolver, ya que ésta se realiza en un menor tiempo.
  • Si el resultado de tu declaración es a ingresar, puedes acogerte al sistema de domiciliación, es decir, presentar telemáticamente la declaración sin efectuar el ingreso de la misma, el cual se realizará el último día de plazo para la presentación (30 de junio). Si bien, para acogerte a esta posibilidad has de renunciar a unos días de plazo, y tendrías por tanto como último día de plazo para presentar tu declaración el día 23 de junio. En caso de que quieras optar por el procedimiento normal de pago telemático del importe a ingresar, encontrarás aquí más información sobre el procedimiento a seguir.
Si necesitas ayuda, puedes consultar el Manual Práctico Renta 2008, que todos los años se edita, en papel impreso, pero también en formato pdf, descargable de forma gratuíta desde la web de la Agencia Tributaria.

Por último, voy a permitirme daros un consejo más:

MARCAR LA CASILLA DEL SOSTENIMIENTO A LA IGLESIA CATÓLICA

Como recordaréis, la Iglesia ya no es financiada por el Estado, sino por sus fieles y seguidores, de ahí la importancia de que los católicos no nos olvidemos de marcar la casilla de la declaración, o del borrador.

Existen incrédulos e inocentes que piensan que la Iglesia tiene mucho dinero y que el dinero que obtienen es para que los curas vivan bien. Pues bien, para aclarar todo este asunto, la Conferencia Episcopal inició la Campaña Xtantos, que dispone de su propia página web (www.portantos.com), en la que se ofrece información aclaratoria al respecto, y entre otros aclara los fines sociales que tiene la Iglesia Católica.

Por último, aunque ya escribí un artículo en este mismo blog con motivo de la Campaña de Renta del año 2007 en el que aclaraba el último tema que voy a comentar y que levantó una avivada polémica entre ciertos sectores de nuestra sociedad, vuelvo a recordar que el hecho de marcar la casilla correspondiente al sostenimiento de la Iglesia Católica, en ningún caso supone pagar más impuestos. Al contrario. El hecho de marcarla obliga al Estado a destinar el 0,7% del impuesto que pagamos en concepto de IRPF se destine a este fin, contribuyendo de esta manera a la financiación de la Iglesia católica.

Además de esta posibilidad que comento, existe también otra consistente en destinar otro 0,7% a otros fines sociales, es decir, tampoco se van a pagar más impuestos, ni por el hecho de marcar una, se le va a quitar a la otra. Ambas "donaciones" son compatibles y complementarias, por lo que podemos destinar el 0,7% de nuestros impuestos a la Iglesia Católica y, además, otro 0,7% a otros fines sociales.

Pero, vuelvo a insistir. Cuidado con los "fines sociales", ya que bajo esta denominación se encuadran entidades e instituciones muy lícitas, pero también otras menos lícitas, y vuelvo a incidir en este tema, aunque sé de antemano que voy a abrir de nuevo la polémica.

Ánimo, por tanto, y a marcar la casilla destinada al sostenimiento de la Iglesia Católica, una opción que en el ejercicio 2007 ejercieron 8.500.000 contribuyentes.

video

Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...