03 junio 2009

Sólo hacen lo que ven

Traer hijos al mundo supone para los padres una gran responsabilidad. Traer hijos al mundo nos obliga a mantenerlos, procurarles los medios imprescindibles y básicos para vivir o sobrevivir, aunque no debemos limitarnos a proporcionarles lo básico y esctrictamente necesario, siempre que podamos y esté dentro de nuestras posibilidades.

Pero tampoco debemos proporcionarles demasiadas cosas, demasiado bienestar, demasiada comodidad, demasiada... facilidad, porque podemos hacer de ellos unos pequeños ignorantes, desconocedores de la realidad de la vida y no los estaremos preparando para superar los momentos duros y difíciles que se presentarán a lo largo de sus vidas.

Lo que sí debemos reflexionar sobre el ejemplo que les damos con nuestras acciones y nuestro "modus vivendi". Con nuestro actuar, nuestra forma de comportarnos, nuestra actitud ante la vida, el cariño que derrochamos, nuestra formación, nuestra preparación profesional, la justicia que practicamos,... iremos forjando en ellos -aunque no nos demos cuenta-, hombre y mujeres rectos, con fortaleza de espíritu, con carácter, con formación y con educación o, por el contrario, haremos de ellos el día de mañana unos ignorantes, egoistas, superficiales, con falta de carácter, etc.

Cuando en ocasiones acudo a espectáculos, a centros de enseñanza, lugares públicos, o simplemente en medio de la calle, y veo a algún "cafre" haciendo barrabasadas lo primero que pienso es que, parte de la culpa la tienen ellos mismos, por supuesto, pero también gran parte de la culpa la tienen sus padres.

Es posible que por circunstancias de la vida esos "cafres" se hayan criado "solos" y nadie los ha dirigido, pero no es menos cierto que hoy en día, muchos padres, cómodos, egoistas, que no están dispuestos a renunciar a todo lo que no les suponga bienestar, confian la educación de sus hijos a los colegios, e institutos, y no se dan cuenta que en estos centros únicamente reciben formación académica, mejor o peor, pero académica. Salvo honrosas excepciones, esa obligación de formar y educar a los hijos la tenemos los padres, y la tenemos que ejercer dentro de casa. Al final, nuestros hijos harán... lo que han visto en casa y en sus familias, y en casa pueden vernos a los padres y también a los programas y películas que ven en la televisión. Elegid.

Os dejo con un vídeo muy ilustrativo de esta realidad.


Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...