26 mayo 2010

Todavía no se han perdido todas las ayudas por nacimiento o adopción

En estos últimos días hemos sido testigos una vez más de las mentiras y promesas incumplidas de nuestro dadivoso, y ahora más que nunca odiado, Presidente ZP. Pero, me voy a centrar hoy únicamente en una de ellas. Se trata de la supresión de la ayuda de 2.500 euros por nacimiento o adopción que juró y perjuró que no eliminaría, y que ha tenido una vida muy corta, concretamente de tres años, de la que algunos afortunados -como yo- nos hemos podido beneficiar; una suerte que no tendrán los padres de niños que nazcan a partir del próximo 1 de enero de 2011.

Si no estás de acuerdo con esta medida, que no lo estarás, puedes patalear y protestar todo lo que quieras, pero no conseguirás nada, ya que a ZP le han obligado nuestros vecinos de la UE a reponer una pequeña parte del despilfarro de dinero público que ha venido realizando especialmente estos últimos años (concretamente el 2% del déficit).

Lo justo pienso que hubiera sido que devolviera el dinero todo el mundo que hubiese percibido algún tipo de ayuda (yo incluído), por ejemplo, las de los jóvenes que querían emanciparse y montarse su "pisito de solteros", las asociaciones de gays, lesbianas y demás especímenes (tanto españolas como extranjeras), las asociaciones que se dedican a nadie sabe qué... y por supuesto, los partidos políticos y sindicatos de trabajadores, que también se han beneficiado de muchas de las prevendas repartidas por el Ejecutivo. De esta manera, tal vez conseguiríamos reducir en algo el déficit, aunque, es de todos sabido que con sólo suprimir dos Ministerios que son completamente inútiles, como el de la vivienda y el de Igual-Da, casi reponíamos el saldo...

Las ayudas destinadas a las familias es lo último que deberían haber tocado. La familia es el núcleo de nuestra sociedad y, en lugar de protegerla y cuidarla, este Gobierno se ha empeñado a toda costa en destruirla. De manera especial los que tenemos niños pequeños sabemos cuanto cuesta un niño al més, entre potitos, papillas, ropita, pañales, etc. y toda ayuda que podamos recibir en este sentido es poca.

Sin embargo, no todo está perdido. Los responsables de algunas Comunidades Autónomas conservan aún la cabeza, y lo que es mejor, la utilizan para algo provechoso, y han acordado mantener las ayudas y prestaciones que otorgan en la actualidad por nacimiento o adopción, por lo que os invito que visiteis la información que cada una ofrece sobre este tema en sus respectivas páginas web por si aún estáis a tiempo de beneficiaros.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...