24 mayo 2010

Ver la televisión a los dos años de edad tiene un impacto negativo en el rendimiento académico y provoca el desarrollo de malos hábitos

Por la actualidad del artículo y por la influencia que la televisión puede tener para el desarrollo de nuestros niños, os replico a continuación la entrada publicada en el blog de ATEA (Asociación de Telespectadores de Andalucía) de la que cuento con la oportuna autorización de su autor y amigo, el Dr. Manuel Álvarez Romero. El Dr. Álvarez es licenciado en Medicina por la Universidad de Sevilla, especialista en Medicina Interna y titular del Servicio Andaluz de Salud. Cuenta en su haber con más de cuarenta años de experiencia profesional, dirigiendo en la actualidad el Centro Médico Psicosomático de Sevilla y hasta fecha reciente la Unidad de Medicina Psicosomática de la Clínica Universitaria de Navarra-Madrid. Es también Promotor, miembro fundador y primer presidente de la Sociedad Andaluza de Medicina Psicosomática y miembro de la Sociedad Española de Medicina Psicosomática y del Colegio Internacional de Medicina Psicosomática, así como autor de diferentes libros.

"Investigadores de la Universidad de Montreal (Canadá) y de la de Michigan (EEUU) han llevado a cabo una investigación publicada en el último 'Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine'(Mayo 2010), cuyo objetivo fue determinar el impacto de la exposición a la televisión durante los dos primeros años de vida en el futuro académico, el estilo de vida y el bienestar general de los niños.


Ya se ve que no es indiferente la cantidad de tele que los niños ven. No es una “niñera” inocua esa televisión que sin ton ni son podemos administrar a los niños.


Así, se constató que la exposición a la televisión tiene un impacto negativo a largo plazo. "Los estudios han demostrado que los niños que ven mucha 'tele' comen menos frutas y verduras, practican menos ejercicio y tienen más sobrepeso. Los datos sobre su influencia en el rendimiento académico no son definitivos, aunque hay varios trabajos recientes que sugieren consecuencias negativas cuando se produce una exposición excesiva... Dos de ellos han encontrado que, a largo plazo, los menores que más 'tele' visualizan tienen más problemas socioemocionales y de atención en el colegio. Asimismo, otro estudio ha encontrado que los más expuestos tienen peores habilidades verbales y menos memoria", declaran los autores en su estudio.


Para llevar a cabo el estudio, los investigadores evaluaron a 1.314 menores participantescuando los pequeños tenían 10 años, se les preguntó sobre el rendimiento académico, los hábitos de vida y el desarrollo psicosocial de todos los participantes. Asimismo se evaluó su índice de masa corporal. en el 'Estudio Longitudinal de Desarrollo Infantil'. Los padres de los niños y niñas detallaron la exposición de sus hijos a la televisión a los 29 y a los 53 meses. La media de exposición de los pequeños a los 29 meses fue de seis horas durante toda la semana un tiempo que se elevó dos horas más cuando los niños tenían 53 meses. Posteriormente,


Teniendo en cuenta los resultados del estudio, la Academia Americana de Pediatría sugiereque los niños de más de dos años pasen menos de dos horas frente a la pantalla.


Pese a ello, la mitad de los menores de 12 a 23 meses y el 41% de los que tienen de 24 a 35 meses excede el tiempo recomendado. "La primera infancia es un periodo crítico para el desarrollo cerebral y la formación del comportamiento", aclaran los investigadores. "Cognitivamente, los primeros años culminan con el desarrollo y la expansión de las habilidades intelectuales que ayudarán al niño a procesar mejor la información, a interactuar con su medio y, eventualmente, a utilizar la lógica para entender las matemáticas", insisten.


Un medio terapéutico, fácil y barato, que aporta importantes recursos para la salud mental y emocional de nuestros menores.


Sevilla 07 de mayo de 2010
Manuel Alvarez Romero."
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...