22 mayo 2014

Una sugerencia antes de que termine el mes de Mayo

Mayo, además de ser un mes típico de celebración de comuniones, es también el mes que, tradicionalmente, la Iglesia y los católicos dedicamos a nuestra Madre la Virgen María.

Desde los primeros siglos de la Iglesia comenzaron a surgir devociones marianas, que el pueblo cristiano, con su repetición en tan diversos países y circunstancias, fue plasmándolas en formas y costumbres que posteriormente la Iglesia recogió en la Liturgia y aprobó en su Magisterio. De ellas hay algunas que se limitan a grupos, o países, o a determinadas épocas. Otras en cambio son universales.

Sería interminable la enumeración de las diversas formas en que, a lo largo de los siglos, las almas enamoradas de María han cristalizado su cariño y devoción por Ella.

Qué mejor cosa podríamos hacer en este mes de Mayo antes de que termine que hacer una "Romería" a un santuario, ermita o lugar donde sabemos se venere alguna imagen de la Virgen y acudir a su encuentro para decirle hasta 50 veces que la queremos con toda nuestra alma, para pedirle que vele por nosotros, por nuestras familias, nuestros amigos, y enemigos también (si los tenemos), por las necesidades del mundo, por tantas desgracias que asolan la tierra, para que le dé luz a nuestros políticos y dirigentes, por la santidad de tantos sacerdotes y para que nos bendiga con muchas vocaciones.

Son tantas las cosas que podemos pedir a Dios a través de la intercesión de nuestra Madre que sería mucho mejor que, en lugar de hacer una romería hiciéramos dos o tres durante este mes, y mejor aún si vamos acompañados de nuestras familias y amigos. Así pasaremos, además, un buen rato en familia y un día estupendo, incluso podríamos hasta bailar alguna "sevillana" -si se encarta-. ¿Por qué no? Naturalmente, el baile no debe ser el fin principal de una romería...

No me importa decirlo públicamente en la Red: Yo rezo el Santo Rosario todos los días; y no soy ni una viejecita ni una beata de iglesia. Me considero una persona adulta, tengo una magnífica familia, muchos y estupendos amigos, un buen trabajo y una vida normal, como la mayoría de los ciudadanos, pero quiero a mi Madre con locura y ésta es una de las formas que tengo de demostrárselo. Como yo, muchos jóvenes y menos jóvenes de todas las edades y lugares, practicamos esta magnífica devoción que aprendí desde pequeño en el seno de mi familia y que os invito a que la sigáis.



Espero que este post te haya resultado útil, y si crees que puede serlo también a las personas que te siguen, compártelo en las redes sociales. ¡Ah! no te olvides de dejarme abajo tu visión del tema, me encantará saber que has estado por aquí.

Si quieres puedes encontrarme también en Twitter, Facebook, LinkedIn y Google+ o a través de tu Smarthphone con mi QR Code.

QR dooid.com 300px

Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...