23 junio 2011

La Fiesta del Corpus Christi en Sevilla

Hoy los católicos celebramos una de las fiestas más importantes de la Iglesia: El Corpus. Ya lo dice el refran y con razón: Hay tres días al año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus chisti y el día de la Ascensión.

El Corpus Chisti es una fiesta que conmemora la institución de la Santa Eucaristía y, aunque motivada por la creciente secularización de nuestra sociedad de hoy, la fiesta litúrgica ha sido trasladada al domingo en la mayoría de las ciudades y pueblos españoles, en lugares como Sevilla o Granada, se sigue manteniendo como fiesta local este día jueves en el que Nuestro Señor procesiona en cuerpo presente por las calles de nuestras ciudades en la que, además, podemos observar una fuerte devoción y respeto por los asistentes a las procesiones.

Esta fiesta fue instituída por el Papa Urbano IV y confirmada en 1311 por Clemente V, celebrándose en España por primera vez hacia 1319. Sin embargo, esta procesión no alcanzó su culminación hasta el año 1630.

La tarde anterior a la fiesta del Corpus Chisti, son muchos los balcones, escaparates y rincones que se adornan con sus mejores galas, e incluso se montan altares con los motivos de esta fiesta en calles y plazas por donde la procesión hará su recorrido. Dicha tarde y noche constituyen para los sevillanos una auténtica tradición, los cuales se echan a la calle para ver y admirar los preparativos y oir los ecos de canciones eucarísticas que interpretan alguna que otra coral.

El amanecer del día del Corpus es impresionante. las campanas suenan sin cesar, y más aún, al salir la custodia de Arfe de la Catedral para anunciar que el Señor está en la calle.

Las calles aparecen rociadas con tomillo, romero,... y familias enteras, buscan un rincón para no perderse la procesión en la que acompañan al Santísimo autoridades, asociaciones, hermandades, religiosos, entre otros. Preside el Arzobispo de Sevilla acompañado de los canónigos de la Sagrada Iglesia Catedralicia, y tras la celebración de la Misa, los Seises van entonando canciones aucarísticas mezclados con las canciones que entonan la escolanía de la Catedral.

Sin embargo, aunque exteriormente lo que más distingue a esta fiesta de otras fiestas de la cristinandad, es la procesión, es bueno que interioricemos el misterio de esta fiesta a partir de la procesión; una procesión que representa visiblemente el movimiento de los hombres hacia su fin, a través de los lugares de su existencia. Es el aparecer del Santo que en última instancia sustenta este movimiento, lo mantiene quedándose en él, y lo conduce a su propio fin: Dios. Con ello, llegaremos al sentido de la fiesta del Corpus Chisti, al sentido de la eucaristía.

Os dejo con un pequeño vídeo que he elaborado de la procesión celebrada en Sevilla hoy, día 23 de junio de 2011.



Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...