05 marzo 2008

La Iglesia española ahorra al Estado cerca de 32.000 millones de euros

El Gobierno actual se empeña en castigar una y otra vez a la Iglesia Católica y, como todos hemos podido comprobar, incluso se permiten el "lujo" de criticar los comunicados que la Conferencia Episcopal dirige a sus fieles, como si a ellos les preocupara la formación doctrinal y espiritual de los católicos... Lo cierto es que parece como si quisieran destruirla, algo que no conseguirán por más que se empeñen.

Con este post me gustaría resaltar un aspecto que el Gobierno desconoce, o se olvida, o más bien, prefiere ignorar: la cantidad de obras benéficas y servicios sociales que viene realizando la Iglesia desde hace muchos, muchos años, por toda nuestra geografía, y que de no ser por Ella, su coste tendría que sufragarlo el propio Estado si quiere seguir con su política de "medidas sociales".

Multiplicando y sumando, el arzobispo de Zaragoza, monseñor Ureña, ha calculado que la cifra que la Iglesia "ahorra" cada año al Estado español asciende a 36.060 millones de euros, que reparte en las siguientes actividades:
  • 5.141 centros de enseñanza, que escolarizan a un total de 990.774 alumnos.
  • 107 hospitales.
  • 1.004 centros (entre ambulatorios, dispensarios, asilos, centros de minusválidos, de transeúntes y de enfermos terminales de SIDA).
  • 365 Centros de reeducación social para personas marginadas tales como ex prostitutas, ex presidiarios y ex toxicómanos, que atienden a un total de 53.140 personas.
  • 937 orfanatos, que atienden a 10.835 niños abandonados.
  • 80% del gasto de conservación y mantenimiento del Patrimonio histórico-artístico eclesiástico que corre a cargo de la propia Iglesia.
  • Y no nos olvidemos la callada labor que realizan entidades como Cáritas, Manos Unidas, etc.
Y como siempre hay incrédulos, si alguien duda de las cifras que ofrece la Iglesia, el respetado economista y profesor José Barea ha usado su calculadora y ha retocado esa cantidad a la baja dejándola en 31.189 millones de euros. Todo un acierto para el Sr. Arzobispo si tenemos en cuenta que no tiene por qué ser un experto en números...

Con estos datos en la mano me resulta totalmente injustificable que en España nos pregunten a los ciudadanos (y ya va quedando menos para la próxima declaración de Renta) qué parte de nuestros impuestos queremos dedicar al sostenimiento de una organización como es la Iglesia católica. Recordemos que por este medio, la Iglesia católica recibe anualmente alrededor de unos 180 millones de euros, cantidad que Ésta devuelve sobradamente a la sociedad española con un importe de aproximadamente 173 veces la cantidad que recibe.

Si asuminos que dentro del espíritu democrático cada ciudadano pueda decidir qué actividad financiar con los impuestos que paga y qué no quiere financiar, me preguntaría (como también hace Jacobo Fernández Sanromán) ¿Cuando nos van a permitir decidir si con nuestros impuestos deseamos financiar a esa industria "mediocre" como es la del cine, que insulta a los españoles que no piensan como ellos, que son apoyados de forma partidista por el propio Gobierno, y que nos han impuesto un canon digital que al final pago yo, entre otros ejemplos, por el mero de hacerlo una foto a un hijo mío con la cámara de mi móvil?
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...