12 abril 2009

Domingo de Resurrección, el triunfo de Jesucristo sobre la muerte

Nada podemos hacer ante la muerte, es precisamente lo único que los humanos tenemos garantizado desde el mismo momento de nuestra concepción, sin embargo hay alguien que es superior a la muerte y que la ha vencido: Jesucristo.

Los que mataron a Jesús creyeron que ya habían triunfado. Todo terminó como ellos habían planeado. Incluso los amigos de Jesús creían que ya no había nada que hacer. Pero en la madrugada del sábado al domingo Jesús volvió a la vida. Salió de la oscuridad del sepulcro por su propio poder.

Jesús vino a mostrarnos el amor del Padre Dios venciendo a la muerte. Venció a las tinieblas, a la mentira, al odio. Venció al miedo y triunfó sobre el egoísmo de los poderosos. Su victoria es también nuestra victoria.

Por eso, hoy es un día importante para la humanidad, celebramos la Pascua Victoriosa de Cristo Resucitado. Es sin duda una gran noticia que todos los años anunciamos al mundo. Cristo vive y está siempre con nosotros.

Las circunstancias de la vida pueden hacer que, en ocasiones, nos sintamos desanimados pensando que ni la sociedad ni la Iglesia se renuevan positivamente, que la injusticia campa a sus anchas, que los sistemas económicos y financieros son perversos, que la gente pasa de todo tipo de utopías, que el consumismo todo lo materializa y... dentro de toda esta maraña, vivimos tranquilamente instalados y acomodados. Ante este cúmulo de situaciones podemos preguntarnos ¿Hasta cuándo?

La respuesta la tenemos precisamente en la Resurrección de Cristo, con un sí a la vida y a todas nuestras más profundas aspiraciones.

La Resurrección es un sí de Dios a la vida humana, y es un no a la vida entendida como absurdo, como frustración y sin sentido.

Creer en la resurrección de Cristo lleva a creer que con El nuestras luchas llegarán a la Victoria final sobre la injusticia, la miseria y la división de clases sociales. Es creer en el triunfo del amor.

Mira a tu alrededor, observa y seguro que verás señales de la Resurrección de Cristo, porque existen, son de verdad y son palpables.
Publicar un comentario en la entrada
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...